Acompañamientos Embarazo,Parto en Casa y Postparto.


Ariadna, Ivan i Dalai.

Una experiència excel·lent, em vaig sentir molt cuidada i a la vegada respectada, per res introsiu, al contrari, la Laia es mostrava silenciosa respectant aquells moments tant sagrats, pero per res ausent..sino a la vegada em sentia molt atesa en tot instant, savia que allà estava per si necessitava res. La seva dolçor, serenor i tranquilitat transmetien confiança i seguretat, molta naturalitat en el procès.

Relaxava l'ambient i amb els olis, massatgets, la música, em sentia molt recollida en un ambient molt íntim, idilic per mi.

Com si fos la guardiana de la tranquilitat d'aquell espai sagrat, la cuidadora de l'espai per a què la obertura i la màgia es poguessin donar en les millors condicions. Un regal del cel.


Moltes Gràcies Laia.

Anna y Oriol, padres de Kai

"Es que... Anna parió con velas"

A Camilla y Laia (ELLAS)

Como luz en el camino aparecieron ellas para darnos la información, las palabras, el cariño y amor, la paz y las esencias que necesitábamos. Creando esa adicción de tenerlas cerca. Visita a visita se marchaban habiendo depositado una semilla de paz y confianza que crecía dentro de mí. Nos ayudaron a vivir con felicidad el proceso de crear vida. Desde una perspectiva de empoderamiento, de capacidad y perfección, tanto en nosotras como de cómo y por qué sucede todo en nuestros cuerpos. Está claro que la química hormonal nos guía. Estoy convencida que mi parto se desencadenó esa noche porque ellas aparecieron esa tarde. Esa última vez antes de parir para ofrecerme las últimas cosas que necesitaba y ellas sabían. Esa paz, seguridad. Recuerdo lo mimada, querida y acompañada que me sentí aquella tarde. Vinieron a vernos sin ningún motivo aparente, pero sabían que las necesitaba cerca justo en ese momento. Más tarde me di cuenta que mientras Laia desplegaba su magia de reflexología y aceites, Camilla me había estado observando de forma muy sutil, danzando con su poderosa compañía y entre conversaciones. Por eso sé que ellas nos han regalado nuestro parto, pero, sobre todo, todas esas emociones, sensaciones y amor que vamos a poder revivir y recordar toda nuestra vida. Jamás podremos olvidarlo ni olvidarlas, como tampoco todas las lágrimas de felicidad y emoción más intensa que hemos vivido y viviremos cuando únicamente veamos una imagen de esa bañera o de nuestras sonrisas.

Gracias por haber sido vosotras, por todo lo que hemos aprendido, por la paz y el cariño. Por este regalo mágico. Por ayudarme a irme y vivir el planeta parto y por permitirme parir con velas - como escuché a mi pareja un día decir a alguien-. Sois lo que toda mamífera necesita a su lado. 

Sandra i Ivan, padres de Berta.

Vam contactar amb la Laia perquè teniem alguns dubtes sobre la làctancia materna i la demanda de la Berta. El seu acompanyament ha estat meravellós. Ens ha transmès confiança, seguretat i molta tranquilitat. S'ha implicat al màxim i en tot moment ha tingut en compte les nostres necessitats i emocions. Hem aconseguit el que voliem gràcies a tot el comptartit.


Issei i Gregory, padres de Kai

Un acompanyament respectuós, íntim i dolç. Per tots 3, recolzament en tot moment, pels moments de incertesa de pares primerencs i amb complicacions que no esperes, però amb el part a casa desitjat i cuidat, un part increíble que mai oblidarem. Gràcies.